Blog

Bullyng o Acoso Escolar

24 enero, 2017
Por Officium Lex

Lcda Erika Solís

Especialista en Derecho de Familia

El bullying se refiere al maltrato físico o psicológico que recibe un niño(a), por parte de otro u otros, es un comportamiento que busca someterlo, asustarlo y tener algún grado de poder sobre el otro. El bullying implica una repetición continua de burlas o agresiones que pueden tener consecuencias como: bajas calificaciones, no querer volver a clases, aislamiento y pérdida de autoestima.

Según un estudio del 2016 realizado a 857 estudiantes por el Instituto de Estudios Interdisciplinarios de la Niñez y Adolescencia del Centro de Investigación y Docencia en Educación de la Universidad Nacional (CIDE-UNA), el 41% de los preescolares, el 34% de los niños de tercer grado y el 10% de los estudiantes de sexto grado, manifestaron haber sufrido acoso escolar sostenido en el tiempo.

En muchas de estas situaciones, las víctimas se mantienen en silencio, sienten vergüenza, piensan que no pueden enfrentarse o defenderse al acoso. Además, les da miedo hablar,porque sienten miedo de que la situación empeore, si el acosador descubre que le contó a alguien.

En Costa Rica, existe una Ley Contra el Acoso Escolar, es preventiva y no castiga a los estudiantes, ya que lo que se busca es establecer planes preventivos en centros educativos. Dicha ley establece sanciones a los docentes que vean o sepan que se está dando el acoso escolar y no lo denuncien.

La normativa tiene tiene cinco propósitos básicos:

1. Garantizar la integridad física, moral y psicológica de los estudiantes.
2. Fortalecer el proceso con acciones correctivas sobre el acoso escolar.
3. Fortalecer los programas de prevención e intervención ante casos de bullying.
4. Fortalecer la capacitación al personal docente, administrativo y técnico de los centros educativos.
5. Aplicar las sanciones administrativas a los funcionarios de las instituciones educativas frente a casos de acoso.

La ley aplicará en todas las modalidades educativas públicas, cuando los estudiantes permanezcan en los centros educativos y frente a hechos de acoso que se puedan dar por medio de las tecnologías de la información y comunicación.

Obliga también a las instituciones educativas a elaborar programas y protocolos para prevenir el bullying.

Es importante que se establezca una atención rápida a la víctima y al victimario, pues muchas veces esta viviendo bajo situaciones conflictivas que generan este tipo de conductas.

En caso de sospecha de un caso de este tipo, es importante no dejar pasar el tiempo y averiguar, con el o la docente acerca del comportamiento de su hijo/a en el centro educativo. También es fundamental, la comunicación con nuestros hijos/as y así obtener una mayor cercanía y confianza con ellos

Compartir