Blog

Procesos de Exoneración, Aumento o Rebajas en Pensiones Alimentarias

17 Enero, 2017
Por Officium Lex

Lcda. Erika Solís

Especialista en Derecho de Familia

Cuando hablamos de solicitudes de rebajos, aumentos o exoneraciones en materia de pensiones alimentarias, nos referimos a los llamados incidentes, esto quiere decir que el monto de la pensión alimentaria fijada en sentencia, puede ser modificada mediante estos procesos.

Los incidentes pueden ser presentados cuando exista un cambio en las circunstancias de la pensión alimentaria y cualquiera de las partes pueden solicitarlo. Es decir, la parte obligada al pago puede solicitar el rebajo y el beneficiario puede solicitar el aumento. En cuanto al aumento hay que estar claros que no se trata de la aplicación automática por el incremento en el índice de salarios mínimos que se aplica cada semestre o cada año.

La persona obligada al pago de la pensión puede solicitar el rebajo cuando su circunstancia de vida ha variado, es decir, hay una disminución en los ingresos (cambio de trabajo y su salario es inferior al que se comprobó en el momento de la demanda), fue despedido del trabajo sin justa causa, para todo lo cual deberá demostrar y justificar dichos cambios.

Asimismo, el beneficiario podrá solicitar el aumento de la pensión cuando las condiciones del obligado alimentario (aumento salario, un mejor puesto laboral que implique una mayor remuneración) también hayan variado y que ese aumento le mejorará la calidad de vida.

Además, existe el Incidente de Exoneración que lo interpone la parte obligada a pagar, como su nombre lo indica tiene como finalidad la extinción de la pensión alimenticia.
Nuestro código de familia en el artículo 173 menciona que no existirá obligación de proporcionar pensión en los siguientes casos:

1. Cuando el deudor (el obligado a pagar) no pueda suministrarlos sin desatender sus propias necesidades alimentarias.

2. Cuando el que beneficiario de la pensión deje de necesitarlos.

3. En caso de injuria, falta o daños graves del alimentario contra el alimentante, excepto entre padres e hijos.

4. Cuando el cónyuge haya incurrido en abandono voluntario y malicioso del hogar o se compruebe que comete o cometió adulterio.

5. Cuando los alimentarios hayan alcanzado la mayoría de edad, salvo que no hayan terminado los estudios para adquirir una profesión u oficio, mientras no sobre pasen los veinticinco años de edad y obtengan buenos rendimientos con una carga académico razonable. Estos requisitos deberán probarse al interponer la demanda aportando la carga y el rendimiento académico.

6. Entre ex cónyuges, cuando el beneficiario contraiga nuevas nupcias o establezca una convivencia de hecho.

7. Cuando el demandante haya incumplido los deberes alimentarios respecto a su demandado, si legalmente debió haber cumplido con tal obligación

Compartir