Blog

¿Qué es la violencia parental?

8 febrero, 2017
Por Officium Lex

Lcda. Erika Solís

Especialista en Derecho de Familia

Primero, es importante aclarar que el concepto de Violencia Parental no existe como tal, y no está estipulado en ninguna ley de Costa Rica, ya que se trata de una integración de elementos que se unen para definir un tipo de violencia, donde el padre o la madre conviviente, obstaculiza la comunicación de su hijo (a) con el progenitor no conviviente, violentándose los derechos de las personas menores de edad a tener una relación saludable con ambos padres.

Este tipo de violencia genera una clara violación a los derechos fundamentales de las personas menores de edad a tener una vida familiar sana y un desarrollo psico-afectivo adecuado. La “violencia parental” queda evidencia mediante ciertas conductas de manipulación contra el niño (a) o adolescente, para que este, no mantenga ningún vínculo con el padre o madre que no vive con ellos.

Como especialista en Derecho de Familia, he podido comprobar que ésta situación se ha hecho cada día más frecuente en los procesos judiciales familiares, en donde los menores de edad de parejas disueltas se ven envueltos en una lucha irracional, innecesaria y absurda, que les victimiza y abusa de sus derechos familiares y humanos. Uno de los mayores problemas, es entonces, la separación injustificada de los menores de uno de sus progenitores, así como de sus familias.

Estas conductas realizadas por alguno de los progenitores, se ven amparadas en el ejercicio de la autoridad parental, haciendo creer que las personas menores de edad no tienen ni voz ni voto y que ellos (los padres) son los únicos que pueden tomar las decisiones “adecuadas” para sus vidas.

Es precisamente en esta representación que, ejercen los progenitores donde se comenten muchos abusos, ya que en algunas ocasiones no se busca el bienestar de la persona menor de edad, sino el interés personal, dejando de lado lo que realmente es importante para el óptimo desarrollo tanto físico como emocional del niño o de la niña.

Este tipo de abuso infantil, lamentablemente, ha sido ignorado, o bien invisibilizado por grupos de funcionarios, quienes deberían fungir en pro de los derechos de los niños (as); pero, también ha sido impulsado por un gran grupo de profesionales inescrupulosos en diferentes áreas.

Es importante prestar atención a las fórmulas que permiten a los niños, niñas y adolescentes, ejercer todos sus derechos como expresar su opinión libremente y conforme a sus capacidades en los asuntos que les afectan; derecho a recibir apoyo y asistencia de ambos progenitores; y derecho a mantener el contacto con todos los miembros de ambas familias.

El niño o niña es sujeto de derecho, y no como un objeto de tutela. No se trata de una “cosa” que merece protección, sino de un ser humano que debe ser tratado dignamente

Compartir